Pancho

Murió mi perro. Anteayer. Tenía problemas cardíacos, esos provocados por la vejez y tal vez por la mala alimentación. Incluso había empezado a convulsionar. Mi decisión fue practicarle eutanasia, que por más que a algunos les resulte una palabra fuerte, y que el perro no tenga voz ni voto, responde a que no tiene sentido que el animal siga sufriendo. No tiene sentido mantener vivo a alguien sólo porque no queremos que se muera.

La muerte puede llegar de muchas maneras, pero la vida termina en el momento que ya no se disfruta nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s